martes, 8 de diciembre de 2009

- LLUVIA -

Levantarte todos los días con el sonido de la lluvia es algo a lo que te acostumbras en seguida. Pero mejor es acostarte con ese sonido. Es como una nana. Pero todo tiene sus inconvenientes. No se puede salir a dar un paseo, lavas la ropa y no se seca y cuando haces la limpieza en casa tampoco se seca. Para vivir en Galicia tienes que tener alta tolerancia a la lluvia y al mal tiempo y aún que la tengas todo cansa. Hoy me dio por salir al jardín de mi casa y sacar unas fotos en un momento que la lluvia dio cese. Está todo mojado pero al mismo tiempo bonito y verde, por no decir que las flores se abren paso entre tanta lluvia y le da un toque de color que me encanta. Espero que disfrutéis de la fotos.




Unos troncos junto a la leñera los cuales la lluvia dejó con este aspecto.


Parte de una casa antigua que restauramos y usamos como comedor.


Jardín.


Camelia.


Una azalea en flor.


Jardín.


Una abeja en la hortensia.


Mi "Lanha" , toda triste por culpa de la lluvia. Le encanta tumbarse al sol.

Nuestro verde jardín. Que cuidado lo tiene mi padre.
- Eva -

2 comentarios:

Una flor en la mano dijo...

¡Que casa tan bonita tienes! Yo adoro tu tierra, muchas gracias por las fotos me han traído muchos recuerdos. La choiva, la lereira,... me encantan esas palabras son tan Galicia y nombras las dos. Anoche pensé en pedirte un post sobre Galicia -con muchas fotos- en mi próximo comentario, jajaja...

Bicos

Vanesa dijo...

Me encantan las fotos!!! Son preciosas.